Limpiando las uñas: el secreto para aplicar Gelish correctamente

Lucir unas uñas impecables y duraderas es el sueño de muchas mujeres. El Gelish, también conocido como esmalte en gel, es una excelente opción para lograrlo. Este tipo de esmalte ofrece una mayor durabilidad que los esmaltes tradicionales y proporciona un acabado brillante y profesional. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo preparar tus uñas y aplicar correctamente el Gelish para obtener resultados espectaculares.

¿Qué es Gelish?

Gelish es un tipo de esmalte en gel que se aplica en las uñas para obtener un acabado duradero y brillante. A diferencia de los esmaltes tradicionales, el Gelish se seca bajo una lámpara LED o UV, lo que garantiza una mayor durabilidad y evita que el esmalte se desprenda o se astille fácilmente. Además, el Gelish ofrece una amplia gama de colores y diseños para que puedas lucir unas uñas impecables y a la moda.

Preparación de las uñas

Antes de aplicar el Gelish, es importante preparar adecuadamente tus uñas para obtener resultados óptimos. Sigue estos pasos:

1. Limpiar las uñas

Comienza limpiando tus uñas con un removedor de esmalte sin acetona. Esto eliminará cualquier residuo de esmalte anterior y preparará la superficie de las uñas para recibir el Gelish.

2. Retirar el esmalte anterior

Si tienes esmalte anterior en tus uñas, utiliza un algodón empapado en removedor de esmalte para eliminarlo por completo. Asegúrate de remover cualquier rastro de esmalte para que el Gelish se adhiera correctamente a tus uñas.

Te puede interesar:Beneficios y resultados de la pasta de lasar en el dedo sin uña

3. Dar forma a las uñas

Utiliza una lima de uñas para dar forma a tus uñas según tu preferencia. Puedes elegir entre una forma cuadrada, redonda o en forma de almendra. Asegúrate de limar suavemente los bordes para evitar que se astillen o rompan.

4. Empujar las cutículas

Con un palito de naranjo o un empujador de cutículas, suavemente empuja las cutículas hacia atrás. Esto permitirá que el Gelish se adhiera correctamente a la superficie de las uñas y evitará que se levante prematuramente.

Aplicación del Gelish

Una vez que hayas preparado adecuadamente tus uñas, es momento de aplicar el Gelish. Sigue estos pasos:

1. Aplicar la capa base

Aplica una capa delgada de la capa base de Gelish en cada uña. Asegúrate de cubrir toda la superficie de la uña y evita que el esmalte entre en contacto con la piel. La capa base ayudará a que el Gelish se adhiera mejor y protegerá tus uñas naturales.

2. Aplicar el color de Gelish

Una vez que hayas aplicado la capa base, es momento de aplicar el color de Gelish de tu elección. Aplica una capa delgada y uniforme de esmalte en gel, asegurándote de cubrir toda la superficie de la uña. Evita que el esmalte entre en contacto con la piel y las cutículas. Si deseas un color más intenso, puedes aplicar una segunda capa.

3. Realizar capas adicionales

Si deseas un color más intenso o una mayor durabilidad, puedes aplicar capas adicionales de Gelish. Asegúrate de secar cada capa bajo la lámpara LED o UV antes de aplicar la siguiente capa. Recuerda que cada capa debe ser delgada para evitar un acabado grueso y desigual.

Te puede interesar:¿En qué tiempo crecen las uñas y cómo acelerar su crecimiento?

4. Secar el Gelish

Una vez que hayas aplicado todas las capas de Gelish, es momento de secar tus uñas bajo la lámpara LED o UV. Sigue las instrucciones del fabricante para el tiempo de secado adecuado. Una vez que tus uñas estén completamente secas, estarán listas para lucir un acabado brillante y duradero.

Cuidado y mantenimiento

Para garantizar una mayor durabilidad y mantener tus uñas en perfectas condiciones, es importante seguir estos consejos de cuidado y mantenimiento:

1. Evitar el contacto con productos químicos

Evita el contacto directo con productos químicos agresivos, como detergentes o productos de limpieza. Estos productos pueden dañar el Gelish y hacer que se desprenda prematuramente.

2. Hidratar las uñas y cutículas

Mantén tus uñas y cutículas hidratadas aplicando regularmente aceite de cutícula o crema hidratante para uñas. Esto ayudará a prevenir que las uñas se sequen y se rompan.

3. Realizar retoques

Si alguna parte del Gelish se desprende o se astilla, puedes realizar retoques aplicando una pequeña cantidad de Gelish en el área afectada. Seca el retoque bajo la lámpara LED o UV para asegurar una correcta adhesión.

Conclusión

El Gelish es una excelente opción para lucir unas uñas impecables y duraderas. Siguiendo los pasos de preparación y aplicación adecuada, y siguiendo los consejos de cuidado y mantenimiento, podrás disfrutar de unas uñas hermosas y brillantes durante semanas. ¡No dudes en probar esta técnica y sorprender a todos con tus uñas perfectas!

Te puede interesar:Función y beneficios de los pigmentos en las uñas acrílicas