Materiales necesarios para pintar uñas con gelish: guía completa

¡Hola, amantes de las uñas! Seguro que has oído hablar del famoso gelish o esmalte en gel, ¿verdad? Me atrevería a decir que si has llegado hasta aquí es porque quieres lograr una manicura espectacular y duradera sin tener que gastar una fortuna en el salón. Pues, ¡estás en el lugar correcto!

Aplicar gelish en casa puede parecer una tarea intimidante al principio, pero con el conocimiento adecuado y los materiales necesarios, no solo es posible, sino que también puede ser muy divertido. En este artículo, te contaré todos los materiales que necesitas para aplicar gelish de manera profesional en la comodidad de tu hogar. Sigue estos pasos y pronto estarás luciendo esas uñas de ensueño.

Herramientas básicas para la preparación de las uñas

Limado y forma de las uñas

Antes de comenzar con la aplicación del gelish, es esencial que prepares bien tus uñas. Necesitarás:

  • Lima de uñas: Para darle forma a tus uñas. Puedes optar por una lima de grano fino para un acabado más suave.
  • Bloc pulidor: Este es fundamental para dejar la superficie de la uña lisa y sin imperfecciones. Asegúrate de pulir suavemente.
  • Cortaúñas: Para recortar tus uñas si es necesario. Unas uñas bien alineadas garantizan una mejor aplicación del gelish.
Te puede interesar:  ¿Qué barniz debo usar para uñas acrílicas?

Preparación de la superficie de la uña

La preparación adecuada de la uña garantiza una mayor durabilidad del gelish. Aquí te dejo lo que necesitas:

  • Removedor de cutículas: Para ablandar las cutículas y hacerlas más fáciles de empujar hacia atrás o recortar.
  • Palito de naranjo o empujador de cutículas: Útil para empujar suavemente las cutículas hacia atrás y eliminar restos de piel muerta.
  • Alcohol isopropílico: Limpia tus uñas con alcohol para eliminar cualquier residuo de aceite o suciedad, y deja una superficie adecuada para la adherencia del gelish.

Productos esenciales para aplicar gelish

Base y Top Coat

El secreto para una manicura de gelish duradera radica en estos dos productos esenciales:

  • Base coat (capa base): Esta primera capa es crucial ya que protege la uña y ayuda a que el color se adhiera mejor.
  • Top coat (capa final): Este producto sella el color y le da ese brillo característico, además de proteger contra golpes y desgastes.

Esmaltes en gel

Elige tus colores favoritos de esmaltes en gel. Hay una infinidad de tonos y acabados, desde mate hasta brillantes, ¡las opciones son infinitas! Algunos de los más populares incluyen marcas como Gelish, Shellac o Bluesky. Recuerda que necesitarás aplicar al menos dos capas para un color sólido y vibrante.

Equipos necesarios: lámparas UV y LED

No puedes aplicar gelish sin una lámpara adecuada para curar y endurecer el esmalte. Aquí tienes las dos opciones más comunes y sus características:

Lámparas UV

  • Más asequibles: Suelen ser más baratas que las lámparas LED, lo que las hace populares para principiantes.
  • Más tiempo de curado: El tiempo de curado suele ser mayor, generalmente alrededor de 2 minutos por capa.
Te puede interesar:  Cómo diluir esmalte de gel para uñas de forma segura y efectiva

Lámparas LED

  • Cura más rápido: Las lámparas LED suelen curar el gelish en 30-60 segundos, lo que es ideal si quieres ahorrar tiempo.
  • Durabilidad: Las bombillas LED tienen una mayor durabilidad y consumen menos energía.

Otros accesorios útiles para una aplicación perfecta

Aunque estos no son absolutamente esenciales, definitivamente pueden ayudarte a lograr una manicura perfecta:

  • Pinceles de detalle: Para corregir pequeños errores o hacer diseños precisos en tus uñas.
  • Guantes de protección: Si usas lámparas UV, unos guantes de protección pueden ayudarte a evitar la exposición directa a los rayos UV.
  • Toallitas sin pelusa: Para limpiar cualquier exceso de producto sin dejar pelusas que arruinen el acabado.
  • Clips para uñas: Para sujetar los algodones empapados en removedor de esmalte a tus uñas cuando sea el momento de retirar el gelish.

Consejos adicionales para un acabado profesional

Aquí tienes algunos consejos que marcarán la diferencia en tu manicura de gelish:

  • Capas delgadas: Siempre aplica capas delgadas de cada producto para evitar que se formen burbujas o el esmalte se despegue.
  • Evita el contacto con la piel: Asegúrate de que el gelish no llegue a tus cutículas o piel, esto puede hacer que se levante antes de tiempo.
  • Sellado de bordes: No olvides sellar el borde libre de cada uña (el borde que crece fuera de la piel) para un acabado duradero.
  • Paciencia entre capas: Deja que cada capa cure por completo bajo la lámpara antes de aplicar la siguiente.

Cómo retirar el gelish de manera segura

Retirar el gelish de manera adecuada es crucial para mantener la salud de tus uñas. Aquí tienes los pasos a seguir:

  1. Suavizar el gelish: Lima ligeramente la capa superior del gelish para romper el sello del top coat.
  2. Remover con acetona: Empapa un algodón con acetona pura y colócalo sobre la uña. Puedes usar clips para uñas o papel de aluminio para mantener el algodón en su lugar.
  3. Espera: Deja actuar la acetona durante unos 10-15 minutos. Esto permitirá que el gelish se ablande y sea más fácil de retirar.
  4. Retirar: Usa un palito de naranjo para retirar suavemente el gelish ablandado. Si aún hay restos, puedes repetir el proceso.
  5. Hidratar: Una vez que hayas retirado todo el gelish, lava tus manos y aplica aceite de cutícula y crema hidratante para reponer la humedad perdida.
Te puede interesar:  Temple vs. Imprimante: ¿Cuál es la diferencia?