Elimina Polygel de tus uñas en casa: Guía paso a paso

Las uñas con Polygel se han convertido en una tendencia imparable en el mundo de la belleza. Este sistema híbrido entre el gel y el acrílico ha captado la atención de muchas personas debido a su durabilidad y su apariencia natural. Pero, ¿qué sucede cuando llega el momento de retirar el Polygel? Realizar este proceso en casa puede parecer una tarea desalentadora, pero con la guía correcta, puedes hacerlo sin dañar tus uñas naturales y sin gastar una fortuna en el salón de belleza.

En este artículo, te llevaremos paso a paso por el proceso de eliminación del Polygel y te proporcionaremos algunos consejos útiles para que tus uñas se mantengan saludables y fuertes. Así que si te sientes intrépida y lista para enfrentarte a esta aventura, sigue leyendo y descubre cómo dominar la técnica de eliminación del Polygel en casa.

¿Qué es el Polygel y por qué es popular?

El Polygel es un material relativamente nuevo en el mundo de la manicura que combina las mejores características del gel y el acrílico. Es más liviano que ambos, lo que lo hace más cómodo de llevar y menos dañino para la uña natural. Además, el Polygel también es más flexible que el acrílico y más sólido que el gel, lo que ofrece una durabilidad y resistencia notable.

Te puede interesar:  ¿Por qué mi lámpara de uñas acrílicas no enciende?

Este material es ideal para quienes buscan una manicura que dure semanas sin astillarse ni agrietarse. Su versatilidad permite crear diversas formas y estilos, desde uñas naturales hasta diseños más elaborados.

Materiales necesarios para la eliminación de Polygel

  • Removedor de esmalte de uñas con o sin acetona (preferiblemente 100% acetona)
  • Lima de uñas
  • Bol de vidrio
  • Algodón
  • Papel de aluminio
  • Palito de naranjo
  • Cortaúñas
  • Crema hidratante para manos
  • Aceite para cutículas

Paso 1: Preparación y limado de la capa superior del Polygel

El primer paso es preparar tus uñas para la eliminación. Comienza cortando el Polygel con un cortaúñas si es necesario para reducir el volumen a la mínima expresión. Luego, con una lima de grano grueso, empieza a limar la capa superior del Polygel. Hacerlo facilitará que el removedor pueda penetrar más fácilmente en las capas inferiores. No es necesario que elimines todo el Polygel en este paso, solo asegúrate de eliminar la mayor parte posible de la capa superior.

Paso 2: Empapar algodones en removedor de esmalte

Ahora es momento de remojar el algodón en el removedor de esmalte. Si estás utilizando acetona pura, asegúrate de hacer esto en un lugar bien ventilado, ya que el olor puede ser bastante fuerte. Empapa una bola de algodón lo suficiente para cubrir toda la superficie de la uña.

Paso 3: Envuelve tus uñas en papel de aluminio

A continuación, coloca cada bola de algodón empapada sobre la uña y envuélvela firmemente con una tira de papel de aluminio. Esto crea una especie de cápsula que mantiene el removedor en contacto directo con el Polygel, permitiendo una disolución más eficiente. Asegúrate de que el papel de aluminio esté ajustado, pero no tan apretado como para causar molestias.

Te puede interesar:  Propiedades y usos de las uñas cocidas: beneficios y efectos

Paso 4: Espera al menos 15 minutos

Una vez que todas tus uñas estén envueltas, es hora de esperar. Relájate y deja que el removedor actúe durante al menos 15 minutos. Este tiempo puede variar dependiendo de la cantidad y grosor del Polygel, así que esta es una buena oportunidad para ver un episodio de tu serie favorita o leer un buen libro.

Paso 5: Retira el Polygel con un palito de naranjo

Después de los 15 minutos, retira cuidadosamente el papel de aluminio y el algodón de una uña a la vez. Utiliza un palito de naranjo para empujar suavemente el Polygel. Si el material se resiste, no forces la retirada; en su lugar, vuelve a envolver la uña y espera un poco más. Es crucial ser paciente y cuidadoso en este paso para evitar dañar la uña natural que se encuentra debajo.

Paso 6: Hidrata tus uñas y cutículas

Con el Polygel eliminado, tus uñas pueden sentirse un poco secas y frágiles. Es vital devolverles la hidratación perdida. Aplica una generosa cantidad de crema hidratante en tus manos y uñas, y no olvides añadir unas gotas de aceite para cutículas para nutrir esta área.

Consejos adicionales para evitar daños a tus uñas

  • Evita el uso excesivo de la lima, ya que esto puede debilitar tus uñas naturales.
  • Opta por un removedor de esmalte sin acetona con ingredientes hidratantes si tienes uñas muy secas o sensibles.
  • Hidrata tus uñas y cutículas diariamente para mantenerlas saludables.
  • Dale a tus uñas un descanso de unos días a una semana entre manicuras para permitir que se recuperen.

Alternativa: Uso de acetona en lugar de removedor de esmalte

La acetona es, sin duda, uno de los métodos más efectivos para eliminar el Polygel. Sin embargo, puede ser bastante agresiva para las uñas y la piel circundante. Si decides utilizar acetona en lugar de un removedor de esmalte convencional, asegúrate de hidratar bien tus uñas y cutículas después del proceso. También puedes envolver los bordes de tus uñas con vaselina para minimizar la irritación de la piel.

Te puede interesar:  Descubre para qué sirve NonyX en gel para uñas y cómo puede ayudarte

Recomendaciones post-eliminación del Polygel

Una vez hayas eliminado el Polygel y tus uñas estén bien hidratadas, es importante seguir algunos cuidados adicionales para mantenerlas saludables:

  1. Hidrata tus uñas y cutículas diariamente.
  2. Utiliza una base fortalecedora antes de aplicar cualquier esmalte de uñas.
  3. Evita el uso excesivo de productos químicos agresivos.
  4. Consulta a un profesional si notas algún cambio inusual en tus uñas.
  5. Mantén tus herramientas de manicura limpias y desinfectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *